Reparacion de aire

¿Por qué mi aire acondicionado no enfría?

Cuando el calor aprieta y tu aire acondicionado portátil no enfría, es normal que quieras buscar todas las opciones posibles para solucionar cuanto antes el problema, sin tener que esperar al técnico. Tranquilo estamos dispuestos a ahorrarte algunos euros, por eso te traemos los problemas más comunes y las posibles soluciones.

8 motivos por los que tu aire acondicionado no enfría

Existen diferentes motivos por los cuales un aire no enfría como antes o no lo suficiente. Y en la mayoría de los casos solemos echarle la culpa a la falta de gas, pero aunque es un buen motivo, no es el único causante del mal funcionamiento de un equipo de refrigeración

Hombre reparando aire acondicionado para que enfríe

Si bien es cierto que en algunos casos necesitas acudir si o si a un técnico en refrigeración para dar con el diagnóstico y resolver el problema. En otros casos, lo podrías hacer tú mismo sin la necesidad de gastar una fortuna en reparaciones. A continuación, repasaremos unos cuantos motivos de por qué tu aire acondicionado portátil no enfría lo suficiente. ¡Vamos a ello!

1. Pérdida de gas refrigerante

No encender tu A/C portátil o convencional durante todo el invierno o simplemente en un largo tiempo, puede deteriorar u ocasionar algunos daños menores en las tuberías de cobre, en conexiones o en las unidades, tanto exterior como interior, ocasionando a su vez gas refrigerante.

Si luego de encender tu equipo portátil notas que sale aire, pero no lo suficientemente frío como debería, es posible que el problema sea una falta de gas. Para solucionarlo debes revisar que tanto la unidad exterior como interior se encuentren funcionando, comprobar la temperatura de ambos equipos y localizar la fuga de gas, repararla y luego realizar la recarga del mismo.

Esto no quiere decir que todos los años debas recargar el gas refrigerante de tu aire acondicionado. Solo debes recargar si hay fuga. Si sabes lo que haces, te ahorrarás el diagnóstico y solo debes hacer una inversión en la carga del gas.

2. Filtros sucios

Esta podría ser una razón por la que tu aire acondicionado portátil no enfría. Que los filtros del AA se ensucien es bastante común, más aún si no reciben el mantenimiento correcto.

Mantener limpio los filtros de la unidad interior de tu equipo, es fundamental para que en la unidad trabaje de manera correcta y enfríe como estás acostumbrado. Además, que dichos filtros estén limpios permite que el equipo no se force y pueda mantener un ambiente limpio, filtrando el aire con un consumo energético menor.

filtro de aire sucio

Limpia los filtros de tu equipo al menos una vez al año para que funcione correctamente.

Si ese es el problema, solucionarlo es bastante sencillo, basta con que extraigas estos filtros y los laves con agua y jabón las veces que sean necesarias para eliminar todo el sucio. Luego de que estén secos, debes colocarlos nuevamente en su sitio. Lo ideal es que realices la limpieza del filtro unas dos veces al mes, para mantener tener tus estancias frescas y con viento limpio.

3. Ventilador interno muy sucio

Si tu equipo tenía los filtros sucios, lo más probable es que el ventilador interno también lo esté, por lo que tu aire acondicionado portátil no enfría como debe ser. No te preocupes, este problema es bastante común, sobre todo en los aires acondicionados que no incluyen bomba de calor.

También es bastante común si el equipo de enfriamiento está ubicado en zonas de fumadores, talleres o donde se utilicen productos en presentación de Spray, ya que estas se fijan en las aspas y se van acumulando.

El ventilador de tu equipo debe recibir mantenimiento por lo menos una vez al año, o antes de cada verano, que es cuando vas a utilizarlo.

Este problema también puede ser ocasionado por la acumulación de polvo, si no haces mantenimiento regular al equipo. Para limpiarlo puedes utilizar un cepillo y una limpiadora portátil a presión, si tiene mucho sucio acumulado.

4. Intercambiador interior o exterior con acumulación de polvo

Esta es una pieza esencial en todos los tipos de aires acondicionados (portátil, ventana, Split). Dichas piezas son las que permiten un intercambio de viento frío o caliente en la unidad. En cada AA es posible encontrar un intercambiador interior y un intercambiador exterior, (aunque en algunos AA como los de ventana parece que ambos se encuentran en una sola unidad).

El intercambiador en la unidad interior es la pieza que se encuentra en la parte de atrás de los filtros de tu consola enfriadora, precisamente son los filtros los que se encargan de mantenerlo limpio o que no se ensucie tan fácilmente, pero si no has hecho mantenimiento a los filtros en mucho tiempo, seguramente el sucio ya ha alcanzado el intercambiador, pudiendo ocasionar taponamientos y evitando el paso del viento.

Si el intercambiador interior de tu unidad se encuentra muy sucio, la presión de gas refrigerante puede bajar, forzándose para mantener un consumo energético suficiente para el funcionamiento del equipo. Lo que ocasionará un congelamiento de la unidad interior, haciendo que tu equipo refrigerador no enfríe como debería.

Aire acondicionado sobre pie de amigo
HISENSE Climatización Kb25Yr1A
HISENSE Climatización Kb25Yr1A
Nombre de la marca: Hisense; País de origen: España; Producto de alta calidad
383,60 EUR

Por otro lado, se encuentra el intercambiador exterior o de la unidad exterior, el cual se encarga de botar el residuo caliente hacia el exterior del equipo, y por supuesto si se encuentra muy sucio el viento caliente no puede salir adecuadamente, aumentando la presión del equipo y con ello el consumo de energía, el nivel sonoro y evidentemente forzando el AA para expulsar viento, pero sin enfriar como debería, pareciendo que en vez de un equipo refrigerador con compresor tienes un ventilador.

Los intercambiadores están formados por delgadas láminas de aluminio, por lo que la limpieza de los intercambiadores debe realizarse con cuidado. Para ello debes utilizar un cepillo con cerdas suave que no doblen dichas láminas, combinado con agua. En este caso no es recomendable la limpiadora a presión, ya que la presión de agua también puede doblar las láminas. Lo ideal es que el equipo no se encuentre en funcionamiento y que la unidad esté parada.

5. Condensador de arranque averiado

Esta es otra pieza fundamental para el funcionamiento del aire acondicionado, ya que permite que la corriente para que los diferentes motores arranquen. En general, suele haber tres motores en los diferentes AA: uno para el ventilador externo, uno para el interno y el compresor.

En los modelos de aire acondicionado inverter, el condensador puede venir integrado en la placa electrónica, por lo que será complicado realizar el diagnóstico y la sustitución del mismo. Si este es el caso, se debe cambiar la placa, por lo que posiblemente deberás comunicarte con un técnico.

Pero, ¿Cómo saber que el condensador de mi aire acondicionado no está funcionando? Cuando uno de los condensadores está dejando de trabajar correctamente, podemos notar cómo la unidad trabaja adecuadamente dentro de la caja, pero no arroja frío.

condensador de aire con suciedad

Recuerda que tanto el ventilador como el compresor cuentan con condensador. Por eso, es posible detectar una falla, porque puedes notar cuando todo el aire acondicionado enciende menos el compresor o el ventilador. 

Para comprobarlo enciende tu equipo en el mínimo de temperatura, dirígete a la unidad exterior y espera unos minutos. Pasado aproximadamente unos 3 minutos podrás notar algunas de estas cosas:

  • Solo arranca el ventilador: te darás cuenta tras notar que el ventilador gira, pero el compresor no suena como de costumbre. Además, sentirás que la unidad exterior expulsa viento, pero no estará frío.
  • Solo arranca el compresor: en este caso notarás todo lo contrario. Es decir que escucharás sonar el compresor, pero no verás el ventilador moverse. En este caso es posible decir que el condensador del ventilador es el que está fallando, u otro componente relacionado con el ventilador, puede ser un relé de la placa electrónica o el mismo ventilador. En este caso notarás que el equipo que sale de la unidad exterior está un poco frío, pero no será suficiente para quitar el calor.
  • No arranca: en este caso puede que el condensador sea compartido para el ventilador y el compresor (es bastante raro), o que tenga una falla en otro componente que se relacione con el funcionamiento de ambos motores. En cualquiera de los casos la unidad interior no expulsará nada de viento frío.

6. Configuración errónea en el control remoto

Por muy obvio o absurdo que parezca, en ocasiones solemos equivocarnos con la configuración del equipo por no comprender qué significa cada símbolo. Esto es un problema completamente natural, pues con la llegada de equipos de refrigeración más avanzados y llenos de múltiples funciones y modos, es normal que nos confundamos y activemos funciones contrarias a las que necesitamos.

¿Cómo saber que este es el problema por el que mi aire acondicionado portátil no enfría? Pues es sencillo, si tu equipo incorpora un panel de control manual, puedes fijarte si el número de luces encendidas es notablemente mayor al de costumbre. Si es así, tendrás que reconfigurar el equipo a su estado anterior. 

Para empezar es importante saber cómo programar el aire acondicionado para que enfríe nuevamente. Con la ayuda del panel y el mando a distancia asegúrate que la función bajo el nombre “Cool” esté encendida. Verifica en el panel que las opciones Heat/calor o Fan/ventilador no estén activas, si es así, púlsalas para desactivarlas.

Lee nuestro artículo sobre los símbolos del mando de los aires acondicionados para conocer un poco más acerca de cada símbolo y la reprogramación del equipo.

7. Equipo enfriador de pocas frigorías

¿Tu enfriador portátil no enfría suficiente? Aunque no lo creas es bastante común que los usuarios compren AA con menos frigorías de las necesarias, lo que sin duda afecta el enfriamiento de la estancia y aumenta significativamente el consumo eléctrico. 

Si la estancia en la que está instalado mide alrededor de 30 m² necesitarás un aire acondicionado de 3000 frigorías para acondicionarlo. Cada 100 frigorías equivale a 1 m², es decir, si la estancia es de 10 m², necesitarás un equipo de 1000 frigorías. Mira nuestra tabla de datos orientativos.

Superficie a refrigerar (m²)Frigorías Potencia de refrigeración (kW)
303.0003,4 kW
404.0004,6 kW
505.0005,8 kW
606.0006,9 kW
Te invitamos a visitar nuestro blog, en donde encontrarás una entrada de cómo calcular las frigorías de tu equipo portátil.

8. Otros posibles fallos o averías

Hasta este punto ya hemos visto diferentes motivos sobre por qué el equipo no enfría y se congela. Si ninguna de las soluciones que te hemos dado hasta ahora funciona, es probable que tengas que acudir a un técnico en refrigeración para que evalúe tu caso detalladamente. 

  • Avería en placas electrónicas: Hay algunas averías que tienen que ver con las placas electrónicas. En este sentido, solo es posible cambiarlas con la ayuda de un profesional. 
  • Falta de mantenimiento: En otros casos, las averías tienen que ver con la falta de mantenimiento. ¿Cuándo fue la última vez que le hiciste mantenimiento a tu equipo? Si fue hace más de 6 meses, entonces es posible que esto sea lo que le esté ocurriendo.
  • Temperatura externa muy alta: si tu equipo está instalado en una zona donde tiene contacto directo con el sol es probable que ocurra un problema de condensación. Cuando la temperatura exterior es muy elevada no puede producirse el sub enfriamiento, por lo tanto, el AA enfría poco. O bien, sufre un bloqueo a raíz de la alta presión de condensación y se detiene.

Mira estas 4 fallas de los equipos de aires acondicionados portátiles que no tiran viento ni enfrían.

¿Cómo hacerle mantenimiento al aire para que enfríe nuevamente?

El incremento de suciedad y la falta de mantenimiento es uno de los principales motivos del por qué un aire deja de enfriar o no trabaja adecuadamente. No limpiar el equipo al menos 1 vez al año puede causar daños irremediables, como averías en los ventiladores, el compresor, las rolineras o las placas. Si tienes un equipo portátil o de ventana que no enfría, podrías realizar la limpieza tú mismo y ponerlo a funcionar en cuestión de horas. Pero si se trata de un Split tendrás que contratar un técnico.

¿Cómo limpio mi aire acondicionado portátil?

En la actualidad, los equipos portátiles incorporan distintos diseños, haciendo que el proceso de mantenimiento no sea igual para todos. Nosotros, trataremos de explicar paso a paso el procedimiento para realizar el mantenimiento de un equipo portátil de modelo estándar. Sin más, sigue leyendo.

como limpiar aire acondicionado
  1. Desinstala el equipo y llévalo al patio o alguna otra zona externa de la casa para que puedas trabajar cómodamente. Pero antes, retira el conducto de evacuación del equipo.
  2. Verifica que el depósito de agua no esté lleno. Esto lo puedes hacer retirando la tapa de drenaje que está ubicada en la parte trasera inferior del modelo.
  3. Con la ayuda de un destornillador, debemos proceder a desmontar la carcasa del equipo retirando cada tornillo. En un equipo de diseño estándar, se procede a retirar los tornillos ubicados en la rejilla de salida de viento. Luego, retira los tornillos frontales, laterales y traseros.
  4. Cuando hayas terminado de desmontar la carcasa del equipo, ubica cada una de las partes funcionales del equipo, con el objetivo de no mojar la placa electrónica y realizar una limpieza exitosa.
  5. Para proceder una adecuada limpieza del AA deberás empezar por limpiar los filtros, los intercambiadores o las partes removibles del equipo. Si deseas limpiar estos filtros, usa agua tibia jabonosa o puedes usar una solución de agua con un pequeño chorro de lavandina y aplicar con un rociador para retirar la mugre.
  6. Con la ayuda de un aspirador y un cepillo de cerdas suaves, limpia las aletas interiores y las bobinas. Luego, verifica si el drenaje de la parte inferior está atascado y procede a limpiar. Utiliza el limpiador en spray para desinfectar el equipo.
  7. Para la limpieza también puedes usar herramientas como: una hidrolimpiadora para retirar la suciedad o polvo hallado en el condensador y el resto de los componentes. En cuanto a la parte electrónica, basta con emplear un trapo seco para higienizar esta área. Sin embargo, es raro que la placa requiera de una limpieza superficial.
  8. Al culminar, asegúrate de que cada pieza esté totalmente seca antes de volver a instalarlas. Incluso puedes llevar el AAP al Sol durante un par de horas para que todo el equipo se seque completamente. Si quieres saber cómo realizar cada uno de estos pasos de una forma audiovisual, mira el siguiente vídeo.
¿Quieres saber más sobre la limpieza de tu equipo? Lee nuestro blog de cómo hacer el mantenimiento al aire acondicionado paso a paso.

6 Problemas que hacen que el aire acondicionado no enfríe

La lista de inconvenientes que pueden ocurrir en una máquina de refrigeración son múltiples, y aún nos quedamos cortos. En las siguientes líneas atenderemos problemas frecuentes que hacen que la unidad no enfríe o funcione correctamente:

1. Mi aire acondicionado no enfría y se congela

Esto tiene que ver con los filtros sucios o la falta de gas refrigerante. El último caso solo ocurre cuando hay una filtración en el tubo, para ello deberás comprobar si existe una fuga de gas. Si tras revisar hay una fuga será necesario recargarle, de lo contrario, será innecesario.

En el caso de que sean los filtros, será necesario abrir la tapa para verificar su estado. Si tienen suciedad es probable que esta sea la causa de que se congele. También sucede lo mismo cuando la batería del evaporador está sucia. 

2. Se cortó la electricidad y ahora mi aire acondicionado no enfría

Es posible que se haya desconfigurado el termostato por el corte del suministro eléctrico. Lo más recomendable en estos casos es volver a apagar el equipo y volverlo a encender para configurar el modo de funcionamiento que teníamos antes. Para ello tienes que conocer las funciones, modos y mandos del equipo. 

3. Mi aire acondicionado no enfría y se apaga solo

Si tu equipo acondicionador de ambiente no enfría y se apaga solo podría deberse a varios motivos, uno de ellos está relacionado con la unidad condensadora, la cual se ve comprometida cuando el tubo de salida (en portátiles) o la unidad exterior (en ventana o split) no está recibiendo suficiente ventilación.

También podría deberse al error EEPROM que ocurre cuando la memoria del dispositivo está causando conflicto entre el equipo y los comandos. Cuando esto ocurre es necesario acudir al técnico de refrigeración para reparar el equipo.

4. Cambie de lugar el aire y ahora no enfría

Esto varía dependiendo del tipo de equipo que tengas, si se trata de un portátil, es importante que la manguera de salida esté cerca de la ventana (sin paso de viento), y que el equipo no esté ubicado en una zona donde el sol le pegue directamente.

Si se trata de instalar un aire acondicionado Split, lo mejor es que la unidad interna y externa tengan la misma distancia que tenían antes de que movieras la máquina. Si tienen una distancia mayor a la anterior, seguramente tendrás que cargarle gas.

Lo que sucede con los aires de ventana que no enfrían, podría deberse a que lo has movido a una estancia con más metros cuadrados. También podría ser porque está más expuesto al calor o tiene mucha ventilación.

5. Mi aire acondicionado no enfría ni calienta

Puede deberse a la acumulación de suciedad en los filtros, en los intercambiadores de calor, en los ventiladores o en ambos. En cualquiera de estos casos, el equipo necesitará de un buen mantenimiento. La única forma de averiguar cuál pieza está causando problemas es realizando una limpieza. De este modo, seguramente podrás resolver el problema.

6. Mi aire acondicionado se apaga solo

Si el equipo se apaga repentinamente, es probable que exista un problema con la unidad condensadora. El condensador es una unidad del equipo encargada de extraer el calor del gas refrigerante, si está demasiado caliente, el equipo se apagará automáticamente. Si no se le presta atención a esta falla, es posible que comprometa en funcionamiento del compresor generando problemas irremediables.

Para solucionarlo, verifica que el lugar donde lo has instalado no halla ningún objeto que esté obstaculizando la salida de viento. También comprueba si en la salida del conducto no hay filtraciones de viento caliente que pudiera estar sobre esforzando la capacidad del condensador. Recuerda que cuando la capacidad de enfriamiento está comprometida, existe un mayor riesgo de sobrecalentamiento, obligando al equipo a bloquearse o apagarse.

4 consejos para hacer que tu aire acondicionado enfríe más

Además de reparar los posibles errores que podría tener tu equipo enfriador, podemos revelarte algunos consejos que servirán de ayuda para hacer que tu consola enfríe más sin aumentar su consumo energético, ¿quieres saber cuáles? No pares de leer.

1. Mantén aislado el espacio

Aislar el espacio en el que ha sido instalado el equipo, cerrando puertas y ventanas, es la forma más directa y rápida de hacer que tu consola enfrié más. Esto se debe a que, cerrando la habitación evitaras que el ambiente caliente proveniente del exterior ingrese.

También puedes incrementar la sensación de frescor, colocando un segundo refuerzo, como cortinas y persianas. La habitación estará más oscura, pero reducirás unos cuantos grados de temperatura sin tocar el equipo.

2. Mantén una temperatura estable

Mantener el equipo a una temperatura constante es indispensable para mantener un clima fresco y sin cambios bruscos. Regular la temperatura del modelo en cada ocasión solo causará inestabilidad de temperatura en la estancia de manera innecesaria. Su tu objetivo es ahorrar en energía eléctrica o evitar forzar el funcionamiento del equipo, ajusta la temperatura a solo 26° C.

3. Limpieza

Ya te hemos enseñado como realizar un mantenimiento de tu equipo para que enfríe como antes. Sin embargo, existe un tipo de limpieza superficial que debes realizar de manera periódica para mejorar el rendimiento de tu equipo.

Por ejemplo, limpiar el filtro del equipo de una a dos veces por mes. Recordemos que es el componente que más suele ensuciarse a corto plazo, debido a que su función se resume en un solo objetivo; evitar que la suciedad entre en el equipo, de ahí que se acumule tanto polvo en él. Para limpiarlo, solo deberás extraerlos y enjuagarlos con jabón y agua de grifo; dejarlo secar y volverlo a instalar.

Las aletas del ventilador también requieren de una limpieza periódica. Para hacerlo, utiliza un cepillo de dientes, especial para aires acondicionados, también puedes usar un paño húmedo si no cuentas con cepillo.

4. Carga gas refrigerante

Cuando existe una fuga en el aire acondicionado, este deja de enfriar correctamente o sin la misma potencia que antes. Para solucionarlo, recarga el equipo con gas refrigerante y con la ayuda de un manómetro revisa cada dos años la cantidad de gas contenida.

Aprende como recargar gas refrigerante

Ya te hemos dicho repetidas veces que uno de los motivos más frecuentes por las que tu consola refrigerante ha dejado de enfriar es por la falta de gas refrigerante. Pero entonces, ¿Cómo recargo mi aire acondicionado de gas refrigerante? Para empezar, necesitarás algunas herramientas, entre ellas: una bomba de vacío, una báscula, un manómetro y una botella de gas refrigerante.

  1. Antes de realizar la recarga, debes localizar y reparar la fuga (si es que existe). Es por ello que antes de nada, hay que identificar si el motivo por el que nuestro equipo de refrigeración no enfría, es por la falta de refrigerante.
  2. Hecho lo anterior, deberás conectar las mangueras del manómetro al obús de la consola. Ojo, hay equipos que disponen de dos tomas de obús, siendo necesario identificar cuál es la de alta presión y cuál es la de baja presión. Si el equipo tiene solo un obús, conecta la manguera azul si está en modo Frío, o la roja si está en modo calefacción.
  3. Usando la manguera amarilla del manómetro, conecta la toma a la bomba de vacío para recoger el gas restante del equipo. No podrás hacer una recarga sin antes vaciar todo el circuito frigorífico.
  4. Una vez hecho, enciende la bomba de vacío y déjala trabajar durante algunas horas. El tiempo de duración depende de la potencia de la bomba de calor, el tipo de fuga y el tiempo que lleva el equipo sin trabajar.
  5. Tras eliminar el gas, es momento de utilizar la botella para volver a cargar de gas el equipo. Con la ayuda de la báscula, podrás controlar la cantidad de gas que entra. Así que, mantén el gas encima de la báscula y conecta la toma amarilla al gas. Luego, abre la botella y después, la llave del manómetro. El tiempo que tarda este proceso dependerá de la cantidad de presión de la botella, pero regularmente toma entre 5 y 20 minutos.
  6. Cuando en la báscula notes que se ha restado la cantidad de gas que necesita el equipo, cierra la botella y desconecta el manómetro para dar el trabajo por finalizado. Listo, ya podrás poner a prueba tu equipo recién cargado.
Nota: sobrecargar de gas refrigerante tu unidad acondicionador causará los mismos problemas que ocurren cuando falta gas.

Preguntas frecuentes sobre por qué un aire acondicionado no enfría

A continuación, te presentamos las dudas más repetidas con relación a este tema. Quizá todavía mantengas inquietudes presentes, y en la sección a continuación puede que halles lo que te falta.

¿Cuánto cuesta mandar a reparar un aire?

El precio de la reparación del equipo varía dependiendo del lugar donde vivas y el tipo de avería que deseas tratar. Como ya lo hemos dicho, los motivos por los que un equipo deja de funcionar, son muchas.

Si vives en España, una reparación de aire acondicionado podría costar desde 90 euros en adelante. Si vives en México, es probable que te cobren a partir de los 600 pesos. Averigua la tarifa nacional del lugar donde vives.

¿Por qué mi aire acondicionado no baja de cierta temperatura?

Puede deberse a varios motivos. La primera es que posiblemente hayas comprado un modelo con poca potencia y no rinda lo suficiente por la falta de frigorías. La segunda, es que probablemente la temperatura ambiental es tan alta (35-38 °C) que el equipo no pueda bajar la temperatura a más de 12-15 °C. Por lo tanto, es muy importante tener un equipo no solo acorde a los metros cuadrados de la vivienda sino acorde a la temperatura.

Otro motivo por el que el termostato no baje tiene que ver con los problemas antes mencionados como: falta de gas, filtros sucios, avería de compresor, etc.

¿Cuál es la temperatura más fría de un aire acondicionado?

Los aires portátiles (o no portátiles) usualmente llegan a una temperatura no menor a 10°C, esa es la temperatura máxima más fría. Desconocemos si existe un equipo capaz de bajar un par de grados más a la temperatura de la habitación. Sin embargo, 10 °C es más que suficiente para lograr un ambiente bastante fresco.

¿Cuál es el refrigerante más recomendado para que la unidad enfrié más?

El gas refrigerante R32 es el más actual y el mejor recomendado para optimizar el rendimiento de tu unidad. Además, es menos contaminante que otros refrigerantes, y el consumo de gas por carga es un 30% menor que el resto. Eso sin mencionar que es la opción más económica de todas.

Conclusión

Tal como lo hemos visto, existe una larga lista de averías y causas por las que un equipo enfriador portátil, Split o aire acondicionado de pared deja de funcionar. Así como también, hemos visto las posibles soluciones a esas averías. Si con todo ello aún no encuentras la solución, te recomendamos acudir a un técnico. Además, te invitamos a visitar nuestras diferentes secciones y a compartir este contenido en tus redes sociales.

5/5 - (1 voto)
5/5 - (1 voto)
Kit de ventana

Próxima entrada

Accesorios de instalación para ventana de aire Acondicionad ...