aire acondicionado 2

¿Cuánto Consume tu Aire Acondicionado?: Tutorial para calcular el rendimiento de tu equipo

Una de las premisas que más angustia a una persona que necesite un aire acondicionado, es saber cuántas frigorías o BTU necesita el equipo que requiere. En ese sentido, muchos son los casos donde se compra un equipo de aire con la cantidad errónea de frigorías, asumiendo pues que serán suficientes. Bien sea por encima o, más peligroso, por debajo de lo necesario, una máquina de aire acondicionado siempre trabajará mal si no tiene las frigorías necesarias para refrigerar.

Etiquetas de ficiencia para aire acondicionado

Comprar un aire acondicionado, del tipo que sea, desde el punto de vista del “mejor que sobre y no que falte”, es un desperdicio e incluso, con el tiempo puede llegar a dañar el equipo. En contraste, si compras un aire acondicionado con un presupuesto recortado, pero con la idea de que “al menos puede servir para refrigerar un poco”, hará que el equipo igualmente acorte su vida útil, causando que gastes incluso mucho más que el presupuesto inicial.

La solución para que no caigas en este tipo de deducciones sin base, es el cálculo de los BTU que necesitas dentro de la estancia que deseas refrigerar. Es un cálculo sencillo, pero sumamente útil que te evitará malos entendidos, y posiblemente llegues a ahorrar mucho dinero con ello.

¿Qué son los BTU?

Las siglas BTU son la abreviatura de British Thermal Unit y corresponden a la expresión de una unidad de calor según el sistema británico. Es uno de los términos más usados y extendidos globalmente para conocer la potencia de un equipo térmico. Por ello no solamente es utilizada por aires acondicionados, sino también por calefactores, evaporadores, climatizadores evaporativos, entre otros.

En esencia, el BTU de aire acondicionado se refiere a la cantidad de energía que debe aplicarse a una libra de agua destilada, es decir, agua pura sin ningún elemento disuelto en esta, para elevar su temperatura en 1 °F. En el caso de los aires acondicionados, esta unidad representa la capacidad de extraer calor de la habitación.

Mientras mayor es el número de BTU mayor será la capacidad frigorífica de un aire acondicionado.

¿Qué es una frigoría?

Su unidad paralela se llama frigorías, una unidad que se estudiará más adelante, lo que significa y por qué representan prácticamente lo mismo. Su encuentras cualquier equipo térmico cuya potencia está expresada en frigorías o BTU, solo debes realizar una conversión para conocer sus equivalentes.

¿Cómo se realiza el cálculo de BTU de un aire acondicionado portátil?

Al igual que ocurre con las frigorías, para calcular correctamente la cantidad de BTU, es necesario tener en cuenta una serie de factores. Uno de los elementos más relevantes a considerar tiene que ver con las dimensiones de la habitación que deseas enfriar.

Pero también entran en juego otros factores, como la temperatura exterior, la ubicación del espacio, si es que existe ventilación, el número de personas que la habitan, los aparatos electrónicos que generan una emisión de calor al ambiente de la habitación, entre otros.

Calcular los BTU de un aire acondicionado

Existen varios métodos para el cálculo de los BTU que necesitas en tu habitación. Unos te darán un resultado mucho más preciso, y otros son más fáciles de usar. Sin embargo, mientras más conciso, así como más elementos haya en la fórmula, obtendrás un resultado mucho mejor.

El primero de estos métodos es bastante fácil, y usa únicamente el volumen de la habitación, junto con un par de cálculos. Lo primero que se debe hacer es calcular las dimensiones del espacio que quieres enfriar.

Volumen m3 = Largo m X Ancho m X Alto m

Ten en cuenta que esta fórmula es exclusiva para habitaciones rectangulares.

Para que lo comprendas con un ejemplo concreto:

2m x 2m x 4m = 16m3

Para calcular los BTU, usamos el volumen, divido entre 2 y multiplicado por 1000. Se expresaría así:

BTU = (Volumen/2) x1000

BTU = (16/2) x 1000 = 8.000 BTU

Teniendo en cuenta el caso que presentamos en el ejemplo, lo más correcto sería adquirir un aire acondicionado portátil de al menos 8000 BTU. Como bien sabes ya, este es un primer resultado, un poco tosco, sin precisar algunos factores que a veces son muy esenciales, pero aun así es válido.

Imagen de BTU

Existe otro método bastante sencillo, pero que usa el área cuadrada de la habitación que requieres refrigerar. Con obtener tanto el ancho, como el largo, ya será suficiente para trabajar con la ecuación necesaria de este método. Usaremos un área de 12 m2, que equivale a una estancia de 4 metros de largo y 3 de ancho.

BTU = Área x 800

BTU = 12 m2 x 800 = 9600 BTU

Para esta habitación necesitarías una potencia refrigerante mínima de 9600 BTU, es decir, un aire acondicionado de 10000 BTU será suficiente. Sin embargo, la inclusión de factores externos es muy subjetiva con este método, y no se sabe con seguridad cuánto podría ser con exactitud, la potencia que realmente requiere la el área analizada.

Calcular frigorías para aire acondicionado

Un tercer método, y un poco más preciso, es la fórmula que implica el cálculo directo de frigorías. Esta ecuación admite varios factores que en sí pueden afectar mucho o poco la cantidad de la masa de calor dentro de la habitación.

Se usará la misma habitación de 16 m3 para usarla en el análisis. Además, dentro de la estancia habitarán 3 personas. Dentro de la habitación, habrá una cantidad de 10 máquina de minería de bitcoin, que generan 1275 W cada una. Todos estos datos se deberán ingresar en la siguiente fórmula:

Frigorías = (volumen de habitación x50) + (número de personas x 150) + (Watts de objetos x 0.86)

Frigorías = (16 m3 x 50) + (3 x 150) + [(10 x 1275) x 0.86]

Frigorías = 800 + 450 + 10965

Frigorías = 12215

Esto quiere decir que la habitación que hemos analizado, necesita un mínimo de 12215 frigorías. Pero este método sostiene que debe sumarse mínimo 20% adicional, debido a los factores que no se pueden medir o controlar. Entre estos, puede estar desde la humedad de la habitación, calor en el exterior de la estancia e incluso, la pintura que se usa en esta. Eso quiere decir que el resultado final sería 14658 frigorías.

Ahora, ¿cómo cambiar esas 14658 frigorías a BTU? Pues ambas son unidades equivalentes, y ambas tienen su constante de equivalencia. Es tan sencillo como que 1 frigoría son 4 BTU, por lo que ahora solo basta dividir las frigorías por 4.

14658 frigorías = 3665 BTU

Convertir Watts a frigorías

Aunque se viene utilizando una y otra vez, es posible que aún te estés preguntando ¿qué es una frigoría, y por qué son unidades equivalentes a los BTU? De una forma más o menos precisa, una frigoría es una manera de medir cuánta es la absorción de calor tiene un equipo de aire acondicionado, dentro de un rango de tiempo de una hora.

Ahora, un Watt tiene un concepto distinto, pero no está alejado de la absorción o uso de energía. Igualmente, de una manera generalizada, se puede decir que un watt es la cantidad de energía que se usa para potenciar algo, en un rango de 1 segundo. Es la unidad con la que se puede plasmar la potencia.

Entonces, ¿cómo es que se puede convertir una en otra? Un inconveniente para iniciar la conversión es que las frigorías no se especifican dentro del Sistema Técnico de Unidades (STU). Es un problema, debido a que el watt si se ubica en este sistema, y solo con unidades que estén en este sistema, podrá relacionarse. Pero hay un pequeño truco: las frigorías tienen su equivalente en kilocalorías. Estas últimas SÍ están en el STU.

Como se trata de una absorción, en las equivalencias se coloca el signo negativo. Entonces, 1 frigoría = -1000 cal/h o -1Kcal/h. Cuando nos referimos a la capacidad de enfriamiento de un aire acondicionado: 1 frigoría = 1,163W, por lo tanto, 1000 W = 860 frigorías.

homesolution.net

¿No se te hace conocido ese “860”? Pues lo viste y lo usaste en la conversión de frigorías, cuando multiplicaste los watts de las máquinas de minar bitcoin. Cada watt lo multiplicaste por 0.86, es decir, el equivalente a 1 watt a frigorías. En caso contrario, si quieres hacer la conversión de frigorías a watts, solamente debes multiplicar estas por 1.1628.

Persona calculando

¿Cómo calcular el consumo de un aire acondicionado?

Una actividad que deberías hacer siempre, y que muchas personas hacen cuando desean adquirir un equipo electrodoméstico, sobre todo de alto consumo, es exactamente eso, calcular cuánto consume realmente este posible nuevo equipo. Con este dato, se puede estar seguro si es recomendable adquirirlo de acuerdo a su gasto eléctrico.

Para saber cuánto consume un aire acondicionado, necesitas diferentes variables que puedes obtener, tanto en internet, como en la etiqueta de consumo del equipo. Esos que obtienes en internet son datos gubernamentales, pues obviamente quien controla el coste del Kw/hora será el estado, y es este coste el que tomarás como base.

Estos datos los vas a plasmar en una ecuación, bastante sencilla de usar y es la misma en la que se basan todas las herramientas que conseguirás en la web. Necesitarás los watts por hora que consuma tu equipo, el número de horas en promedio que estará encendido, y el coste del Kw/ hora.

Consumo eléctrico = Consumo del equipo x horas al día x coste del Kw

El precio del kW/h no es constante, sino que fluctúa a lo largo del día. Esto afecta, también, al gasto en aire acondicionado, ya que no es lo mismo utilizar el equipo cuando este precio ronda los 0,11€ que cuando, por ejemplo, se eleva hasta los 0,13€.

homeserve.es

¿Cuánto cuesta el kWh en España?

El coste del servicio eléctrico no es constante, y dependerá mucho de la hora en la que uses el equipo. Según el portal web ROAMS, el coste del servicio dependerá de segmentos de hora en el día. En el segmento de las 05 AM hasta las 06 AM, el precio del kWh será de 0,2429 €/kWh, siendo este el coste más bajo durante el día. Entre las 19:00 y las 20:00 se presenta el segmento más costoso, siendo este de 0,3193 €/kWh.

IMPORTANTE: Los costes que se plasman acá se mantienen para el plazo de noviembre del año 2021.

Cálculo de kWh

Para este cálculo, se tomará el aire acondicioando Klarstein Windwaker Eco. Este es un aire acondicionado split, por lo que su consumo es bastante reducido, clasificándose como un aire A+++. En este caso, tiene un consumo de 5.2 kWh. Asumamos entonces que lo usarás únicamente en la noche, desde las 22:00, hasta las 06:00. En este caso, se tomará un coste promedio de las horas analizadas.

Consumo eléctrico = 5.2 x 8 horas x 0.2631 €/kWh

Consumo eléctrico = 10.944 €/kW

El equipo analizado es de 18000 BTU o 4500 frigorías, por lo que su consumo es alto a pesar de tener una buena eficiencia energética.

Este sería el consumo durante solo un día, por lo que debes extrapolarlo al mes, dependiendo de las horas que uses el equipo, y contando únicamente los días que lo enciendas al mes. Este valor te representará el coste que debes pagar, solo por tu equipo de aire acondicionado, en tu factura de consumo eléctrico mensual. Si quieres saber exactamente cuánto es el coste por fracciones de hora al día, visita el portal web ROAMS para saber toda la información necesaria.

Mando a distancia aire acondicionado

¿Todos los aires acondicionados consumen igual cantidad de energía?

No, pues la cantidad de energía que consuma será relativa a la cantidad de frigorías que manejen, así como el tipo de compresor o, en otras palabras, del tipo de aire acondicionado que estés analizando o vayas a comprar.

Por ejemplo, los aires acondicionados Split tienen una gran diversidad de potencias, comenzando los 2.5 kWh, y llegando a los 7 kWh en los equipos de mayor capacidad. En contraste, los aires acondicionados portátiles difieren un poco. Si bien estos últimos también inician con 2.5 kWh en sus modelos menos potentes, los de mayor capacidad no superan los 3.5 kWh.

¿Es importante conocer el amperaje que demanda un aire acondicionado?

La variación de amperaje responde a la intensidad eléctrica que el dispositivo requiere. Un amperaje correcto lo conocerás al instalar correctamente el equipo. Este dato también lo puedes preguntar a un especialista técnico, que te indicará el valor al que trabajará tu aire. Pero ¿qué ocurre cuando el valor del amperaje se ubica por encima del valor normal?

Un amperaje alto aumenta el consumo de Watts, lo que dispara el consumo eléctrico.
BTUAmperios
5.000 BTU3,62 – 5.43 amperios
6.000 BTU4,35 – 6.52 amperios
8.000 BTU5,80 – 8,70 amperios
10.000 BTU7,25 – 10,87 amperios
12.000 BTU8,70 – 13.04 amperios
15.000 BTU10,87 – 16,30 amperios
18.000 BTU13,04 – 19,57 Amperios

En esta tabla puedes verificar el rango de intensidades que exige cada equipo, de acuerdo a los BTU que proporciona. Por ejemplo, el consumo en amperes de un aire acondicionado de 3000 frigorías es entre 8.70 y 13.04 amperios.

¿Por qué sube los amperios un aire acondicionado?

La respuesta no es solo una, sino por varios factores se puede presentar un aumento en la intensidad eléctrica. Todos ellos son desperfectos eléctricos, y lo más recomendable es que llames al servicio técnico especializado para que se encarguen de la falla.

  1. Una carga excesiva de gas refrigerante puede hacer que el compresor requiera más potencia para poder comprimir el gas, que dentro del equipo se encuentra en estado líquido por presión.
  2. Cuando se obstruye el serpentín del equipo, este tiende a exigir más potencia eléctrica para que el aire tratado pueda salir a través de este. Existen métodos para destapar esta pieza, pero probablemente debas reemplazarla.
  3. Si el ventilador está estropeado, esto hará que gire erráticamente. Un giro más lento o que no gire en absoluto, hará que el amperaje se dispare como consecuencia de una petición del equipo para que el aire pueda llegar al condensador.
  4. Los compresores trabajan internamente con bobinas eléctricas. Si esta bobina se deteriora, los campos eléctricos internos se comunicarán, aumentando exponencialmente la intensidad eléctrica. Lamentablemente, esto no tiene solución, más allá de comprar un compresor nuevo.
  5. Otro daño que puede sufrir el compresor es que no cambies el aceite, y este pierda propiedades. Esto hará que los rodamientos donde gira la bobina se desgasten con mucha rapidez, perdiendo la excentricidad con la que gira el sistema interno del compresor. Igualmente, es un daño irreparable para esta pieza.
  6. Una instalación eléctrica mal hecha puede afectar muchísimo al amperaje que exige el equipo. En este caso, el uso de un cable muy fino es una de estos problemas de instalación y error humano. Para verificar desde el inicio que el cable está siendo un problema, este se calentará mucho cuando el aire acondicionado esté encendido.
  7. Si la instalación eléctrica de tu hogar tiene deficiencias, es posible que el equipo, en compensación al bajo voltaje, exija más de este. La manera de pedir más voltaje, es aumentando el amperaje.
Aire acondicionado cansado

¿Cuántos amperes consume un aire acondicionado portátil?

El consumo y rendimiento que tiene un aire, como ya has visto, dependerá de muchos factores. Entre uno que no se ha destacado, es el tipo de aire acondicionado, pues los compresores actúan de manera diferente entre uno y otro. No obstante, para calcular los amperes que comúnmente consumen tu aire, solo necesitas saber cuántos watts requiere, pues la intensidad dependerá únicamente de este factor.

Calcular de watts a amperios

Ya sabes que los watts indican la potencia del equipo, expresada en esta unidad. Para el cálculo exacto de los amperios que debería manejar tu equipo, necesitarás dos factores, que se introducirán en la siguiente fórmula:

I = watts / voltaje x factor de potencia

El factor de potencia es un estimado de la eficiencia del sistema eléctrico de tu casa. Generalmente, este valor no debería bajar los 0.7, y uno óptimo estaría alrededor de los 0.9, lo que correspondería a un 90% de la energía eléctrica que entrega tu tomacorriente.

Considera entonces un equipo de aire acondicionado portátil Cecotec Force Clima 12750. Este equipo posee una potencia de 1340 W, y opera con un voltaje de 220 V. Esto es suficiente para usar la fórmula en cuestión.

I = 1340 W / 220 V x 0.9

I = 6.76 amperios

Cálculo de carga térmica

El cálculo de cargas térmicas es uno de los factores más fundamentales a la hora de saber cómo se va a climatizar una edificación. Sus factores son bastante técnicos, y necesitan de un análisis detallado, factor por factor, para obtener el cálculo final que brindará la carga técnica de ese edificio.

Entenderemos carga térmica como la cantidad de energía que un área necesita para conservar o conseguir determinadas condiciones de temperatura y humedad, con el fin último de una aplicación específica, ya sea residencial o propia de una actividad concreta. Por ejemplo, la que se llevaría a cabo en una vivienda para calcular las necesidades de sus sistemas de calefacción; o en un centro logístico donde se trabaje con alimentos congelados, para asegurar los sistemas de refrigeración.

solerpalau.com

Para comenzar el cálculo, se deben obtener primero dos factores principales, que luego se desglosarán en otros menores. Las cargas térmicas sensibles corresponden a los cambios de temperatura bruscos, que pueden darse por numerosos factores. Estas incluyen desde equipos con una emanación intensa de calor, hasta los rayos incidentes del sol en las paredes.

Junto a esta se encuentran las cargas térmicas latentes, que se derivan de los cambios de humedad que pueda haber en el recinto. Este cambio de humedad puede deberse a factores externos, como la humedad ambiental y cómo entra esta al edificio. E internos, como tuberías o incluso las personas que puedan ubicarse en el interior.

La ecuación final para las cargas térmicas quedaría de la siguiente manera:

Qr (carga térmica de refrigeración) = Qs (carga térmica sensible) + Ql (carga térmica latente)

calculo-cargas-termicas

Cargas térmicas sensibles

Cada uno de los factores de la carga térmica poseen sus factores menores, que pertenecen a cada factor que incide en ellos. En este caso, los cambios térmicos violentos que puede haber en una habitación, se engloban dentro de su ecuación:

Qs = Qsr + Qstr + Qst + Qsi + Qsai

  • Qsr: Pertenece a la carga térmica que se produce por el impacto de los rayos solares, sobre superficies acristaladas. En otras palabras, es el calor que generan las ventanas, ventanales, puertas de vidrio o techos de este material.
  • Qstr: Es la carga que se acumula en las puertas, ventanas y techos que sean impactados directamente por el sol.
  • Qst: Toda la carga que puedan llegar a acumular las puertas, ventanas y techos que se encuentren en el interior de la edificación.
  • Qsi: Aquí se engloban las cargas por comunicación de intersticios y gritas o hendiduras, que comuniquen los microambientes internos con el ambiente externo al edificio.
  • Qsai: Son todas las cargas generales que pueden ser aportadas por los equipos y personas en el interior del edificio.

Carga térmica latente

De igual manera, las cargas térmicas latentes también poseen sus factores de resolución, que corresponden, como se ha comentado ya, a la cantidad de humedad en la construcción. Son cargas que corresponde al entramado de tuberías o sistemas de irrigación, así como la generada por ocupación de este.

Ql = Qli + Qlp

  • Qli: Es toda la carga que se puede extraer de la comunicación entre la humedad del ambiente exterior, con el interior. Esto se debe a las posible fisuras e intersticios existentes en el edificio.
  • Qlp: Vendría a ser el valor de la carga por ocupación den recinto.

La web ingemecanica puede brindarte mucha más información sobre cómo calcular cada una de las variables, tanto de la carga térmica sensible, como la carga térmica latente. Cada uno de ellos posee su ecuación, y sus datos los obtendrás tanto por otras ecuaciones, como por información técnica de los equipos y electrodomésticos que se usen en el edificio.

Conversiones de interés para tus cálculos

Es posible que durante tu cálculo general de BTU, rendimiento, masa térmica o potencia que hagas para tener todo bajo control, te encuentres con algunas conversiones que te impidan seguir adelante. Mira algunas de ellas para que continúes manteniendo todo bajo control, y te conviertas en un verdadero experto del cálculo de la climatización de tu hogar.

Calcular potencia eléctrica

Este sencillo cálculo lo extraes de la fórmula vista previamente con los amperes y el voltaje de tu equipo. En caso de que no conozcas la intensidad en amperes que demanda tu aire acondicionado, la puedes obtener utilizando una pinza amperimétrica, que te brindará el valor exacto de esta magnitud

I = watts / voltaje x factor de potencia

Al extraer y despejar los watts, unidad de expresión de la potencia, la fórmula quedaría:

Watts = I (amperes) x [voltaje x factor de potencia]

Cambiar Fahrenheit a centígrados

Es posible que tu aire acondicionado te indique la temperatura en grados Fahrenheit, y es muy común observarlo en países como Estados Unidos. Esto es porque pertenece al Sistema Imperial de Unidades, usado comúnmente en algunos países, sobre todo con influencia estadounidense. Su factor de conversión a centígrados es el siguiente:

°C = (°F − 32) × 5/9

Por ejemplo, si tu equipo marca 60 °F, introduces ese valor en la unidad correspondiente a Fahrenheit:

°C = (60 °F – 32) x 5/9 = 15.68 °C

En caso contrario de que desees calcular de centígrados a Fahrenheit, la fórmula sería:

(°C × 9/5) + 32

Nuevamente, si tu aire acondicionado marca 25 °C, su equivalente en Fahrenheit sería:

(25 °C x 9/5) + 32 = 77 °F

equivalencias entre centígrados y Fahrenheit

Factores que inciden en el rendimiento de un aire acondicionado

Si bien las dimensiones de una habitación son la base fundamental para analizar, a la hora de adquirir un aire acondicionado cualquiera, también influyen otros factores. En mayor o menor medida los tendrás a tu alrededor o incluso, algunos de ellos posiblemente no aparezcan acá, ya que dichos factores pueden únicamente inherentes a tu vivienda, local y oficina. La puesta a punto de todos ellos, va a mejorar el rendimiento energético aire acondicionado.

1. Incidencia de los rayos del sol

El astro rey incide mucho en el calentamiento de una habitación. No solamente en calentar el aire que se encuentra en el interior, sino también en los materiales de construcción. Un echo de metal, como puede ser el zinc, absorbe y emana enormes cantidades de calor, desde que los primeros rayos del sol le inciden.

El concreto absorbe bien la energía del sol siendo esta la razón por la que las aceras tienden a calentarse tanto bajo la luz directa del sol. Esta también es una de las razones por las que el concreto no es un material popular para construir casas u oficinas.

geniolandia.com

Igualmente, una pared de bloques puede absorber calor, aunque en menor medida que una lámina de metal. Sin embargo, el bloque retiene el calor durante mucho tiempo, lo que no tiene una lámina metálica. Esto es la conductividad térmica de los materiales, y afecta mucho el desempeño de una máquina de aire acondicionado.

No debes dejar por fuera a las unidades externas de un aire acondicionado Split. Al no tener resguardo en una sombra de los rayos del sol, esto hará que el equipo actúe mucho más forzado de lo que debería. Un aire acondicionado caliente consume más energía, ya que le costará más hacer que el gas refrigerante se adecúe a las exigencias del compresor. Un protector para unidades externas es una muy buena solución para estos problemas.

Cubre aire acondicionado unidad exterior grande blanco
Cubre aire acondicionado unidad exterior grande blanco
Altura: 900 mm. Ancho: 1140 mm; Profundidad: 480 mm. Color: blanco; Material: aluminio compuesto. Marca: Glam Clima

2. Revestimientos para paredes y techos

Cualquier tipo de revestimiento que coloques tanto en tus paredes, como en tu techo, puede hacer que se mantenga en frío por más tiempo. Dependiendo del material, esto podría mejorar o empeorar el desenvolvimiento del aire acondicionado, incluso sin mencionar factores externos como el visto en el punto anterior.

Un aislante térmico para techo es una de las mejores inversiones que puedes hacer para que este no sea un problema. Es muy recomendable si vive sen sitios muy calurosos, o si tu techo está elaborado con un material que conduce bien el calor.

3. Distribución y alcance del flujo de aire frío

Esto ocurre en estancias grandes, de más de 20 m2, sobre todo el áreas industriales u oficinas. Incluso con aires de gran envergadura, el flujo de aire, aunque sea muy frío, tiene un alcance que va decreciendo, mientras otros factores se hacen más fuertes.

Por ejemplo, si el aire está en la entrada de una oficina muy grande, y al final de esta hay un ventanal, lo más probable es que la diferencia térmica entre la entrada y el final de la oficina se haga notar mucho, sobre todo en las horas del mediodía.

Uno de los factores más importantes en los sistemas de aire acondicionado radica en la distribución del aire, debido a que, por más que logremos enfriar o calentar el aire o controlar su humedad, la forma en que lo llevamos a los espacios por acondicionar juega un papel fundamental para lograr el confort de las personas.

Ing. Darío Ibargüengoitia González

Una de las soluciones a este problema son los aires acondicionados Split ubicados en serie. Si se colocan varias consolas en una estancia grande, el flujo de aire refrigerado se hará mucho mejor. Aunque seguiría habiendo una diferencia térmica en las zonas con mayor número de agentes generadores de calor, la incidencia de estos mermará bastante.

Flujo de aire acondicionado

4. Uso de extractores o ventiladores para comunicación entre habitaciones

Es un rotundo error usar extractores o ventiladores de pared, sin calcular ambas habitaciones como una sola en la obtención de las frigorías necesarias para el equipo. Por más pequeña que sea la abertura, se estará extrayendo aire, con un flujo potente, de la habitación donde se ubica el equipo.

La consecuencia más directa es que nunca se alcanzará la temperatura ideal para que el termostato del equipo se active. El resultado de esto será que el compresor trabajará indefinidamente, sin detenerse y sin alcanzar una temperatura ideal para ambas estancias. Esto acortará la vida útil de tu equipo, y por una pequeña solución para refrescar una segunda habitación a bajo coste a corto plazo, tu factura de energía eléctrica tendrá un gran aumento.

La mejor solución de esto no es quitar el extractor, o de lleno no refrigerar ambas habitaciones con un solo equipo, pues es una grandiosa idea que sí puede ahorrarte dinero. Si planeas hacer esto en tu residencia, lo que debes hacer es calcular los BTU de tu equipo, sumando las áreas de ambas habitaciones y tratándolas como una sola. De esta forma asegurarás que ambas estén correctamente climatizadas, y no tendrás que pagar un extra en la factura de servicio eléctrico.

5. Color de la habitación

Un misterio, que al final no lo es tanto, es ¿por qué los colores oscuros absorben más calor que los colores claros? Y la respuesta está en la física. La radiación emitida por los rayos de luz, la misma que vemos a través de nuestros ojos y que permite que un arcoíris se divida en tantos colores, está compuesta de ondas, las cuales son absorbidas o reflejadas. Son estas ondas, cargadas de energía, que al ser absorbidas igualmente se absorbe dicha energía, que al final se transforma en calor.

La energía del calor obedece a las mismas leyes de conservación que la energía de la luz. Si cierta sustancia refleja más ondas de luz, también se reflejará más energía de calor. Por lo tanto, debido a la naturaleza de la luz visual, los colores que reflejan más onda de luz tienden a ser más fríos que aquellos que sólo reflejan algunas.

trvecoenergy.com.ar

Entonces, ¿cuáles son los colores que disminuyen el consumo de energía? La respuesta está al inicio del enunciado: los colores claros. Los que llaman colores claros, sobre todo la gama de los colores fríos son los que más reflejan las ondas de luz, y en consecuencia los que absorben menos energía.

¿cómo pintar paredes para disminuir el consumo de energía? Esta respuesta tiene dos variables. La primera sería la energía que se absorbe de la luz, la segunda sería el consumo eléctrico de tu equipo de aire acondicionado y para ambas, la mejor solución es pintar con colores claros, sobre todo la gama de los azules, verdes, amarillos, o cualquier color pastel, es idóneo para que una habitación retenga el frío y no absorba más calor.

6. Rendijas y grietas en la habitación

Cualquier tipo de grieta, intersticio, rendija o abertura que haya en la habitación, será una posibilidad de interacción con el ambiente de fuera de esta. Esto quiere decir que el aire frío podrá escaparse por estas rendijas, haciendo que el trabajo de refrescar la estancia sea más difícil para el equipo. Este problema se presenta sobre todo en las aberturas de la instalación de los aires acondicionados.

Para evitar este tipo de aberturas, puedes utilizar un kit de instalación de aire acondicionado. Estos constan de mayas, extensiones, cubiertas y bases, entre otros elementos que te permitirán tapizar estas grietas derivadas de la instalación de los equipos. Existen para todos los tipos de aires acondicionados, siendo los kits de instalación de aires acondicionados portátiles los más buscados, ya que son casi elementales para la puesta a punto de estos aparatos de aire.

Estos kits también los pueden encontrar con el nombre de cubierta de ventana para aire acondicionado.

En caso de que las grietas no estén en las hendiduras derivadas de la instalación de los equipos, sino en las paredes de la habitación, también hay una solución. Puedes comprar masilla para pared, la cual está hecha para introducirse en la grieta y soldar la misma. Es muy importante que la uses, para que no se cuele el aire refrigerado por estos intersticios, sobre todo si están en contacto con el exterior.

7. Mantenimiento del equipo

Este es uno de los factores más importantes, y que perjudica muchísimo al rendimiento de energia aire acondicionado. La obstrucción de los filtros, así como del condensador y evaporador de un aire acondicionado, hacen que se fuerce el trabajo que hace el compresor. Además de no refrigerar el aire como es debido, el consumo de energía eléctrica para su funcionamiento será mayor, ya que el amperaje del equipo va a aumentar, es decir, la intensidad eléctrica exigida.

Saber cómo hacer un mantenimiento a tu aire acondicionado es imperativo para que su rendimiento sea óptimo. De hecho, elaborar un programa o itinerario de limpieza sería lo ideal para esta tarea. Una limpieza mensual de los filtros del condensador, y una limpieza anual del evaporador y el condensador, sería un ejemplo de un itinerario ideal.

8. Baja presión de gas refrigerante

La falta de gas en un equipo de aire acondicionado puede hacer que este se sobre exija, bajando la calidad de su rendimiento y, en conclusión, no alcanzará la temperatura adecuada. El gas refrigerante es protagonista en la actividad de refrigeración, y este debe tener una presión exacta para que pueda actuar adecuadamente.

Gas refrigerante R22

Uno de los indicativos de que tu aire acondicionado tiene una presión de gas muy baja, es la generación de placas de hielo en su evaporador y los alrededores de este. A pesar de que existen varios factores para el congelamiento, uno de los más directos es la baja presión. Al congelarse el equipo, la actividad de refrigeración de aire se detiene, y el calor empieza a invadir la estancia.

9. Ajustarlo a una temperatura indebida

Posiblemente seas amante del frío, y quieras tu dormitorio a una temperatura por debajo de los 15 °C. Esto, aunque sea un gusto adquirido, está mal en muchos niveles. El primero de ellos es el consumo eléctrico desperdiciado por querer alcanzar dicha temperatura. El segundo será la disminución de la vida útil de tu equipo de aire acondicionado, ya que forzarás el sistema interno para que trabaje exigido.

Para sacar el máximo partido a nuestro aparato, la temperatura programada no debe superar los 12 grados de diferencia con la temperatura exterior. En la mayoría de los casos, unos 24 o 25 grados centígrados son más que suficientes para sentirnos cómodos a una temperatura agradable.

endesax.com

10. Apagar y encender el aire acondicionado gasta más

Otro factor humano que incide en el rendimiento del equipo, y que acorta mucho su vida útil, es el encendido y apagado constante. Además, el consumo energético se dispara con cada encendido, lo que se verá reflejado en la factura. Pero ¿por qué pasa esto?

Con cada encendido el equipo acelera todos los sistemas, para luego ir adecuándose a la temperatura a la que se encuentra la estancia. Este encendido acelerado lo producen casi todos los aires, aunque los más modernos poseen sistemas más sofisticados. En consecuencia, el gasto energético del aire es repentinamente mayor, para que esta aceleración se pueda llevar a cabo.

Los aires acondicionados Inverter poseen un sistema moderno donde el encendido es progresivo, sin gasto excesivo de energía.

Si es obligatorio el apagado del equipo, es necesario que esperes entre 5 y 10 minutos para que este vuelva a ser encendido. Esto produce una pausa entre funcionamientos, sobre todo para que el compresor del equipo no fuerce nuevamente un encendido acelerado, habiendo estado previamente haciendo la misma acción, sin haber hecho el correcto ciclo de estabilización.

La cantidad de factores que repercuten en el rendimiento de tu aire acondicionado puede ser mucho mayor, desde el punto de vista técnico. Pero son estos los que puedes controlar, y los que es recomendable que pongas el ojo, para que tu equipo rinda de la mejor manera.

Conclusiones

Es claro que la constatación de cada uno de los elementos que mejoran o perjudican el rendimiento de tu caire, son extensos, tanto en cálculo como en control de cada uno. Lo mejor es que vayas atacando uno por uno, para que la exigencia a tu aire sea la mejor, paso a paso.

Aire acondicionado a 23 grados

Desde antes de comprar el equipo, debes tener claros ciertos factores que te pueden desde ahorrar mucho dinero, hasta evitar un accidente por una mala instalación, o por un consumo indebido de corriente eléctrica. Por ejemplo, algunos de estos factores pre adquisición del equipo, pueden ser:

  • Cálculo de BTU para refrigerar la estancia.
  • Cálculo de cargas térmicas.
  • Uso de revestimientos adecuados.
  • Pintar la habitación de colores claros.
  • Cierre de hendiduras en paredes y marcos de puertas y ventanas.
  • Instalación de revestimiento para techo adecuado.

Y estos son solo los que puedes controlar, pero que sin duda hay muchos más que incluso no puedes saber cómo afectan al desempeño de tu equipo. Sin embargo, estos últimos aspectos no afectan seriamente a la masa de aire refrigerado dentro de tu estancia.

Si esta información te sirvió para entender como se comporta tu equipo de aire acondicionado, cómo es el desempeño del mismo y los factores que lo controlan, así como las maneras de mejorar su desempeño, no dudes en compartirlo en tus redes sociales. También puedes conocer aquí más sobre los aires acondicionados de 110 V, o conocer a fondo el ciclo frigorífico, no dudes en visitarnos.

aire 2

Próxima entrada

Cómo Funciona un Aire Acondicionado Portátil ...